VOLVER A LO IMPORTANTE

Cayetana llevaba días distraída, debía centrarse. No le importaba Luca, importaba lo que supiese. Por eso debía quedar con él, para saber qué sabía o intentar descubrir lo que ocultaba.

Luca se presentaba como un hombre de treinta y ocho años, italiano, conde. Destila encanto, y es muy rubio. Siempre saluda con efusividad, como pudo comprobar Cayetana la noche de la cena. Allí fue testigo de lo bien que se desenvolvía. Hablaba rápido y se distinguía de la fauna presente. Se intuye osado e independiente. Eso sí, muy educado, lo que hace que educadamente haga lo que le da la gana. Hombre sofisticado, alto y de porte atlético en su justa medida. Su elegancia es clásica y su aire tan viril que te atrapa. Tiene fama de conquistador, cosa que a Cayetana le parece exagerado. Ella pensaba que por ser Italiano y atractivo, lo habían calificado de antemano.

De cualquier modo, fuese o no apetecible el joven conde, tenía que llamarlo para quedar, y aún estaban muy presentes los puntos suspensivos.

Piensa Cayetana qué podría tener en común Luca con su difunto marido.  Preguntarle en el primer encuentro quizá sería la clave para seguir avanzando..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s