ABSTRACCIÓN

Las vacaciones se habían alargado. Los pensamientos, también.

Tenía nuevos datos, pero ninguno que aportase demasiada información. Se movía en círculos, en espiral. No sabía desmarcarse de esa tendencia que parecía ser el nuevo sinsentido en el que debía permanecer por momentos. Cada avance se convertía en un nuevo enigma y la atracción que sentía por Luca tampoco la ayudaba a moverse con frialdad.

Le habían regalado un libro y una pluma. La botella de vino la había comprado ella. Y tenia la idea exacta de dónde y con quién debía tomarla. De momento era solo una idea que dejaría pasar. Su amigo Remi era padre por segunda vez. Ella era viuda y no tenía hijos, ni siquiera un perro al que llamar Lupo. No debía hacerse con una mascota. Montar en bicicleta le parecía más aceptable, o invertir en arte.

Todo le resultaba firmemente extraño y tristemente abstracto.

Cuanto más analizaba su vida, más absurda le parecía. Quizá debía dejar de hacerlo, al menos en el día que corría. Era uno de esos en los que todo parecía ser gris oscuro, casi negro. Le dolía la cabeza, motivo por el cual dejó de buscar un vestido para el cóctel del sábado. Lo adecuado era no asistir, o quizá durante la semana aparecería de nuevo el ánimo perdido. Mañana todo sería de un color menos apagado. Esperaba poder dormir y alejarse del laberinto pensativo en el que sin darse cuenta se había embarcado.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s