DESEOS

Se preguntaba a cuántas personas íntegras y decentes conocía. La lista se le antojaba corta. Desearía conocer más, pues al empezar a repasar eran pocas las que cumplían con el requisito requerido. Eso le hacía pensar que cada vez las personas se venden con más facilidad y los valores carecen de sentido.

Luca era uno de esas pocas personas que mantenían intacta su integridad. Ella lo sabía, era algo que se nota, y en él era más que palpable. Por eso estaba decidida a contarle lo poco que sabía sobre el hallazgo que su marido hiciera mucho tiempo atrás, y que sin duda, debía rescatar y traer al presente, para poder resolver el misterio de su muerte. Esa que para ella aún estaba sin resolver.

Lo llamaría. Esa misma noche era imposible. Había quedado con alguien del pasado. Era un hombre. Árabe. Muy diferente a ella, pero que con su diferencia conseguía que ella se sintiese alguien especial. No se veían desde hacía un año. En aquella ocasión todo fue impostado entre ellos. Ahora todo indicaba que podrían acercarse para sentir eso que los dos deseaban, pero que por mucho tiempo habían querido enterrar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s