ISRAEL 1 – ITALIA 0

Ella estaba citada con el Israelí. El italiano llegó antes de que pudiese recordar que debían encontrarse. Cuando Cayetana escuchó que alguien llamaba, se sobresaltó. Enseguida supo quién era, aún sin haber tenido en cuenta que él vendría.

Luca estaba allí porque la mujer de su amigo lo había citado para enseñarle algo-según ella- de vital importancia para la investigación que ambos estaban llevando a cabo. Cayetana no estaba como siempre. La notaba impaciente, irascible y se ruborizaba sin motivo. Como si tuviese prisa por despachar el asunto y pasar a otra cosa que le causase más placer.

Cuando sacó el mapa y lo puso ante los ojos de Luca, éste supo reconocer que se trataba de algo importante. Tardó un momento en reaccionar, pero enseguida se aventuró a proclamar cuál era la zona que marcaba el mapa aparentemente desconocido.

Pidió a Cayetana si podría llevárselo unos días. A pesar del celo con el que lo había custodiado todo este tiempo, no puso impedimento alguno. Ella solo pensaba en el israelí y en su confesión de llevar llevar un año deseando besarla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s