CORTO RECORRIDO

La velada con el Israelí había sido todo lo que ella esperaba. Pero a veces la perfección no es motivo suficiente para complicarse la vida. Ella no estaba preparada para estar con alguien que se iría pasadas unas semanas. No era el momento de comenzar algo de tan corto recorrido. Acabaría en decepción.

De nuevo apareció Luca en el entramado de sus pensamientos. Él sí se quedaba, estaba cerca. Tan cerca que daba miedo. Cayetana sabía que con el italiano se encontraba expuesta, pero no le preocupaba.

Tenía que llamarlo. Quedar con él. Saber qué había averiguado sobre el mapa. Debía seguir recabando información sobre los movimientos de la Sociedad. Y, para eso, era indispensable contar con la ayuda de su cómplice en la investigación. Ese no era otro que Luca. El chico guapo y desequilibrante que formaba parte de su vida. Era ese que le ayudaría a concretar que pasó realmente con su marido. Cerrar esa herida que de cuando en cuando sangraba la ayudaría a vivir sin mirar atrás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s