MÚSICA DE FONDO

Todo lo que había dicho Luca sonaba bien. Sus planes para intentar por fin esclarecer lo ocurrido con Beltrán era casi perfectos. Solo había un pero. Para llevarlos a cabo debían arriesgarse quizá más de lo deseado, aún así era la única manera de hacerlo y Cayetana lo sabía.

Llevaba toda la mañana dándole vueltas al perfecto plan del italiano. La intranquilidad la carcomía desde hacía horas. No sabía si porque veía cerca el final, o por el oscuro pensamiento que la invadía ensombreciendo su interior y haciéndole pensar todo quedaría sin resolver para siempre después de haber agotado el último cartucho.

Debían arriesgar. Ella se lo debía a su marido y el italiano a su amigo. Estaba decidido. Lo harían todo según las indicaciones de Luca que había dedicado horas a la resolución de aquel incómodo asunto que ya duraba demasiado. Entonces como en un juego despiadado del destino sonó en el reproductor de Cayetana una canción que por un momento la trasladó al lugar que abandonó tiempo atrás y la música le abrasó el alma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s